El narrador de historias

Este título, por sí solo, dice mucho.  La palabra “historias” nos remite a lugares distantes, a aromas de otras épocas, a castillos poblados por seres sólo concebibles en la imaginación….

Y ser narrador de historias, o cuenta cuentos, es una profesión, una GRAN PROFESIÓN.

Por eso, quien se dedica a esta noble tarea, debe ser una persona  que sienta en lo más profundo de su ser que debe llevar a cabo una misión: asombrar al público, dejarlo sin aliento, enriquecer su mundo con colores, aromas, texturas, emociones…

Esta misión también es llevada a cabo por los maestros, quienes día a día leen a los niños, les cuentan cuentos y los introducen en este mágico mundo.

Sin embargo, cabe destacar que esto implica una enorme responsabilidad.

Implica la responsabilidad de lograr entusiasmar a los chicos, de cautivarlos con el relato, de sumergirlos en su propio mundo maravilloso…

Y si el relator es aburrido, los niños se aburrirán.

Y si el narrador no disfruta con su historia, los niños bostezarán.

Y si el maestro no logra transmitir un ápice de emoción, habrá quien empiece a hablar, como una forma desesperada de lograr combatir el tedio.

Y es aquí donde es necesario ser consciente que cometimos un pecado, el pecado de no haber dado lo suficiente de nosotros para lograr interés en nuestro público.

Por otra parte, quiero traer a este artículo la discusión tan acalorada que se está dando en todos los ámbitos respecto a las nuevas tecnologías y a su incorporación en la práctica cotidiana escolar. Hay una tendencia a pensar que los chicos solamente registrarán aquello que esté lleno de colores, de sonidos, de imágenes en movimiento.  Se aduce que en estos tiempos, es imperante adecuar todo a las pantallitas electrónicas.

En lo personal, creo que es importante la incorporación de la tecnología (bien usada), pero me parece que el hecho de que un adulto siga leyendo a un niño, es algo que no se puede reemplazar CON NADA.

Y un narrador que conozca su oficio logrará transmitir entusiasmo y alegría, sólo con su palabra.

Y un lector que use una narrativa ingeniosa, también logrará cautivar a su público.

A modo  de despedida, te dejo un video que me asombró profundamente.  Me demostró que la palabra tiene poder y que las imágenes y la tecnología REALMENTE NO SON NECESARIAS…

¡Disfrutalo!

Video extraído de: 

Este hombre abre un libro sin imágenes. Mira la reacción de los niños cuando empieza a leer.

Página 1 de 11

Dejá una respuesta

Música Infantil de Calidad

Esta semana es el turno de.....

¡LA MAROMA!

¿Los conocés? ¿Qué estás esperando para escucharlos?

Sus palabras….

Desde el año 2010 el grupo de música La Maroma lleva a cabo el espectáculo para niños y grandes llamado “Cantos de Vida en el Sur”, con canciones especialmente escritas y compuestas sobre la flora y fauna autóctona de nuestra región andino patagónica, con variados ritmos folklóricos argentinos. El grupo ya ha recorrido prácticamente todos los jardines de infantes públicos y escuelas de diversas ciudades.
Cientos de niños han disfrutado junto a La Maroma las melodías y los juegos expresivos, junto con la apreciación y exploración de los instrumentos musicales de variadísimos timbres y regiones. Los músicos que integran el grupo La Maroma son: Cristina Villafañe, y Marisa Di Giambatista (autora y compositora de los temas).

Link a su canal de Youtube