Taller de avioncitos (ideas y sugerencias)

El propósito de este artículo es contar cómo llevé a la práctica (gracias a la ayuda desinteresada de mis compañeras de trabajo y directivos) un Taller de Avioncitos en una escuela primaria en la que trabajé, para que vos también puedas hacerlo con tus estudiantes.

Para comenzar, es fundamental que la actividad sea optativa. ¿Por qué? Porque si bien la propuesta tiene que  ver con el juego, no a todos los chicos les gusta divertirse del mismo modo… Imagen 1 para artículo

Por tal motivo, tendrás que encontrar espacios y momentos en donde los chicos que no quieran participar, sean libres de realizar otra actividad (y mejor si es en otro lugar físico para evitar que interfieran con la actividad). En mi caso, esos espacios los encontré durante los recreos.  Destiné dos de ellos durante la semana para realizar los talleres en un sector específico de la escuela.

En un comienzo hice con los chicos un solo modelo de avión. Les dejé hojas blancas, fotocopias con las instrucciones así como algunos aviones ya terminados para que vieran cómo debían hacer los dobleces. Los fui ayudando en cada uno de los pasos, hasta lograr el producto final.

Posteriormente pegué en las paredes del aula otros modelos de avioncitos para que los chicos se fueran entusiasmando y probaran nuevos diseños.

Foto 2 para el artículo

De a poco, el interés fue aumentando y aquellos niños  que en un comienzo no participaron de la propuesta, se fueron contagiando del entusiasmo de sus compañeros y comenzaron a hacer sus aviones.

Los recreos de llluvia, en los que los chicos debían permanecer en el aula y en la galería interior del colegio, fueron aprovechados por ellos para probar los aviones y hacerlos volar a distintas distancias y alturas.

Fue tanta la motivación, que no sólo el aula sino también otros espacios dentro de la escuela comenzaron a ser colonizados por decenas de aviones que volaban (y en algunos casos quedaban atrapados en zonas de difícil acceso).

Hora de volar

Otros niños de la escuela, al ver este proyecto en acción, comenzaron a construir sus propios aviones, sin ningún tipo de ayuda de los maestros….

Para sostener el interés, se les mostró a los niños un vídeo de un torneo mundial de avioncitos de papel y se los invitó a participar del mismo. Los chicos se anotaron en planillas, inventaron un nombre para su avión y se establecieron las reglas de la competencia. Se fijó un día y un lugar para realizar la misma (otro recreo). Se les permitió participar en equipos o en forma individual, pero en cualquiera de los casos, sólo podía ser uno el tirador y uno sólo el modelo de avioncito participante.

El vídeo que vieron es el siguiente:

El día del torneo se establecieron los límites sobre los que podían sobrevolar sus modelos. Se conformó un jurado que determinó qué aviones habían llegado más lejos y cuáles eran los mejores diseños. Para todos ellos hubo un premio en golosinas y a los demás participantes se les entregó un diploma.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Agradezco especialmente los modelos de aviones de la página www.avioncitosdepapel.com ya que gracias a ellos pudimos sacar distintos modelos fáciles de hacer y de un volar espléndido. ¡Gracias!

Para que sigan explorando este fascinante mundo de los aviones, les dejo mi tablero de Pinterest, con muchas ideas:


Página 1 de 11

Dejá una respuesta