Programa E.C.C.A.L.S.

¿En qué consiste?

E.C.C.A.L.S. quiere decir: “Educación Creativa Científica Artística Lúdica y con Sentido”.

A continuación explicaré qué aspectos comprende cada una de dichas palabras.

Educación

Se lleva a cabo en un contexto escolar.

Creativa

Sostengo que la educación debe incluir propuestas que ayuden a los niños a desarrollar su pensamiento lateral, creativo. Se les deben proponer desafíos que los alienten a buscar múltiples soluciones a un mismo problema. Una actividad creativa, novedosa, tendrá muchas chances a futuro de ser recordada por el alumno.

Científica

Es fundamental que los chicos desarrollen un pensamiento lógico-analítico; que comprendan que la rigurosidad en el análisis de los datos es vital para comprender mejor los hechos. En el área de Matemática y Ciencias Naturales, este aspecto cobra especial relevancia.

Artística

Las actividades propuestas serán mucho más enriquecedoras y significativas para los niños, si tienen en cuenta todo el abanico comprendido por las distintas expresiones artísticas. Por este motivo, un contenido de Lengua, como por ejemplo la poesía, tendrá mucha más relevancia si se incluyen actividades estéticas, musicales, de movimiento, teatrales, etc.

Todo aquello que se percibe a través de los sentidos y de lo corporal, será difícilmente olvidado por los estudiantes.

Por otra parte, esta metodología ayudará a que niños que tengan desarrolladas en mayor medida  otro tipo de inteligencias, como la cinética o la musical, se vean beneficiados (tal como lo plantea Howard Gardner, en su Teoría de las Inteligencias Múltiples).

Lúdica

A partir del juego los niños aprenden, se relacionan e interactúan con el mundo que los rodea. En este punto nos referimos no sólo a aprendizajes vinculados a su crecimiento y desarrollo, sino también aquellos que tienen que ver con lo académico. Podríamos iniciar aquí un debate filosófico respecto a si un juego con finalidad pedagógica, es considerado un juego por los chicos (desde mi punto de vista, no lo es). Sin embargo, esta discusión la zanjaremos más adelante. Por el momento, hablemos de “grados de ludicidad de la propuesta”.

Sentido

Aquí hablamos de dos cuestiones: “sentido” entendido como una de las facultades que tenemos los seres humanos pero también entendido como “significado” o “trascendencia”. En el primer caso, estamos hablando de propuestas que involucren el uso del tacto, el gusto, el oído, el olfato y la vista, para lograr aprendizajes más completos y relevantes. En el segundo caso, nos referimos a una educación que propone actividades conectadas con la vida cotidiana y que no se resuelven únicamente para obtener una calificación o para que el maestro certifique que está aprobada o desaprobada. Algunos ejemplos podrían ser:

  • Proponer la escritura de una noticia pero sin inventar los hechos, sino buscarlos dentro del ámbito cotidiano del alumno. La noticia escrita se publica y se da a conocer a un público que pueda estar interesado. Aquí este tipo de texto es escrito y producido con una finalidad social.
  • En Ciencias Naturales, se propone la construcción de un anemómetro (para medir la velocidad del viento) que luego se utiliza para medir condiciones reales, utilizando dichos datos para comprender mejor cómo se comporta el clima.
  • En Matemática se enseñan las fracciones pero luego los alumnos deben utilizar dicho conocimiento para interpretar distintas situaciones de la vida cotidiana.

En resumen, se trata de diseñar una propuesta coherente, bien articulada, que contemple distintos lenguajes y modos de aprender de los alumnos, para que construyan el conocimiento de un modo interesante y significativo.

La ideología que subyace detrás es la de ofrecerles una formación que vaya por dos vías:

  1. Proporcionándoles herramientas que los ayuden a comprender y transformar el mundo en el que viven (nótese que no decimos “insertarse” en el mundo, sino “transformarlo”).
  2. Ayudándolos a desarrollarse de un modo holístico, teniendo en cuenta todas las variables que los constituyen como seres humanos íntegros. Esto quiere decir que las propuestas tienen que apuntar a despertar sus sentidos, a vincularse mejor con su cuerpo y con sus emociones y a fortalecer sus habilidades.

 

 

Página 1 de 11